lunes, 27 de abril de 2015

Empezando la semana

Hoy empezaré a leer "Paranoia" de Franck Thilliez. Pero no lo haré sola. Yo tenía mi libro en casa y estaba deseando ponerme con él. Cuando, de repente veo una conversación en Twitter. Manuela de Entre mis libros y yo, hablando de que tenían ganas de leerlo, decidieron leerlo juntas e invitar a todo el que quisiera a unirse. Por supuesto, lo hice inmediatamente. Sí también queréis leerlo, podéis apuntaros aquí 


Por lo demás, sigo leyendo "La reina del azúcar" de Dolores García Ruiz. Me está gustando mucho pero no he tenido tiempo la semana pasada de terminarlo (de hecho, me queda la mitad)

Y no me pude resistir a, en cuanto lo tuve entre mis manos, empezar "Confesiones de una heredera con demasiado tiempo libre" de Belén Barroso. Os

adelanto que me lo estoy pasando como una enana leyéndolo

¿Qué leéis vosotros?



domingo, 26 de abril de 2015

"El álbum de Adela" - Claude Ponti

Os traigo hoy un libro infantil que no os dará para leer durante largas horas; pero sí para poder hablar de él y jugar, inventándoos vuestros propios juegos. Y es que el libro en cuestión sólo tiene imágenes, no tiene ni una palabra. Se trata de "El album de Adela" y está editado por la editorial Lata de Sal, en su colección Vintage.




Editorial Lata de Sal

Lata de Sal es una editorial que publica álbumes ilustrados 

Tiene 2 colecciones: Vintage y Gatos cuyos títulos podéis ver aquí: http://www.latadesal.com/es/colecciones

Como ellos mismos dicen, sólo publican libros preciosos, elegidos tras una cuidada selección y una investigación exhaustiva.

Quieren que todos nos quedemos enlatados con sus libros entrañables, emotivos, nostálgicos, felinos.

Sus álbumes ilustrados están destinados a lectores de cero a ciento y pico años. Y a gatos, claro.

Estéticamente, se les puede reconocer por los lomos metalizados de sus libros. 

Para más inri, en el interior de cada libro podremos encontrar una sorpresa 

Sus libros se pueden encontrar en castellano, gallego y catalán.

Pero una imagen vale más que mil palabras. Para que podáis comprobar con vuestros propios ojos la belleza de las ilustraciones de estos libros y lo especiales que soy, os invito a que paséis por su página web y echéis un vistazo a cualquiera de sus libros (da la opción de ver on line el libro entero). Os aseguro que vais a quedar prendados o, como dicen ellos, enlatados.

Yo conocí esta editorial hace ya un tiempo por un par de opiniones positivas que colgaron en Ciao un par de reseñistas de mi confianza. Me gustó mucho lo que contaron y lo que yo misma vi, así que me quedé con el nombre Lata de sal para cuando tuviera ocasión de poder tener mi propio ejemplar.

Hace algo más de un año os hablé de  “Un canguro por Navidad”, otro de los libros de la colección Vintage; un libro que guardo como oro en paño porque tanto a mi hija como a mí nos gusta mucho y porque es una auténtica joya de la literatura infantil


Claude Ponti: autor e ilustrador

Nació en Lunéville, Francia en 1948

Pintor y dibujante de prensa, su carrera como autor e ilustrador para niños comenzó cuando en 1985 nació su hija Adèle . Quería presentarle el mundo y para ella creó este libro de enorme formato con el que incluso se puede hacer una tienda de campaña. Compruébalo. Desde entonces, millones de lectores han disfrutado con los infinitos detalles que contiene El álbum de Adela. Páginas llenas de magia y en las que lo inimaginable es posible. Ilustraciones para soñar, desconcertarse y reírse. Ponti es autor de 50 libros infantiles, creados con cientos de pinceles que guarda en su taller. Nunca los tira. Por el servicio prestado.


Sinopsis

La imaginación de los niños es infinita. Como las veces que puedes llegar a leer este libro por primera vez. Como las veces que llegarás a sorprenderte con cada página. Es un libro que despierta tus cinco sentidos. Un libro que los niños tendrán que explicar a los mayores. Un juego que reta la manera de leer. No has visto nada igual. La imaginación al poder.


Ficha técnica


Título: "El album de Adela"
Autor e ilustrador: Claude Ponti
Editorial: Lata de Sal
Formato: 42 x 26 cm
Páginas: 20
ISBN: 978-84-942867-3-5
Precio: 14,90 euros
Podéis verlo aquí


Impresiones

Todos los libros de la editorial Lata de Sal son una joya; todos, sin excepción. Yo tengo cuatro o cinco, de las dos colecciones (Vintage y Gatos) y os puedo asegurar que son libros muy especiales, que da gusto tener.

Este libro pertenece a la colección Vintage. La colección Vintage incluye libros publicados hace más de treinta años y que nunca antes fueron publicados en España. Libros especiales, elegidos entre miles y que acarrean muchos premios detrás, en sus países de origen.

Actualmente, esta colección consta de los siguientes títulos: "Un canguro por Navidad", "Lucía Manchitas", "¡Un hipopótamo en la bañera!" "El álbum de Adela" y "Un día de nieve"



Este libro es una auténtica joyita. Uno de esos albumes ilustrados –cada vez me gustan más- que es un placer tener, leer, hojear, deteniéndose en las imágenes… 

Un libro precioso pero no sólo para los niños sino también para los más mayores. De hecho, casi casi me atrevo a decir que los mayores lo disfrutaremos más o, al menos, podremos apreciar mejor la belleza de sus imágenes

El libro tiene ya casi treinta añitos, Lata de Sal lo ha rescatado y lo ha publicado por primera vez en España. Su autor lo realizó cuando nació su hija Adéle, a la que quería presentar el mundo.


Lo primero que llama la atención del libro es su tamaño. ¡Es enoooormeeee! tiene, nada más y nada menos, 42 centímetros de largo y 26 de alto, lo que le convierte en el libro más grande que tenemos en casa

Estéticamente, es precioso, una joyita. De tapa dura, en la tapas podemos ver a una niña pequeña (Adéle o Adela) frente a un libro abierto en el que hay un montón de imágenes. El lomo viene en un rojo metalizado, seña de identidad de la casa.

La editorial cuida todos los detalles al máximo. En la parte interior de la portada, viene una sorpresita; todos sus libros vienen con sorpresa. En este caso, viene un pequeño librillo en cuya parte superior pone "Abre la lata". En el interior podremos con información sobre el autor y sobre el año en el que se publicó por primera vez el libro: 19686

En la primera página, casi perdido entre la ficha técnica, podemos encontrar el único texto del libro. En él se nos explica que Adela es una niña que existe realmente (ya os he dicho que es la hija del autor del libro) y que este libro es para ella.



Es un libro sin palabras, ya os lo he dicho. No cuenta una historia, por mínima que sea. En él sólo encontraremos imágenes, un montón. Sin embargo, da para hablar mucho. A lo largo de sus páginas podemos encontrar preciosísimas ilustraciones de marcado carácter infantil. Niños, animales, objetos de la vida cotidiana..., todo pasa por aquí; el mundo pasa por este libro.

¿Cómo lo utilizamos nosotras? Pues de varias maneras, como si de un juego se tratara. En primer lugar empezamos por lo más obvio: ir señalando cada objeto y diciendo su nombre. Esta forma es la más adecuada para niños pequeños que podrán, así ampliar su vocabulario.  Después, le pedí a mi hija que me contase lo que las imágenes le sugerían, que se inventase una historia. Hay escenas que permiten esto porque, por ejemplo, podemos encontrar un gato jugando con una mariposa y en más de veinte escenas el gato va poniendo diferentes posturas; posturas que dan lugar para un pequeño cuento. También nos hemos dedicado a contar, con números. Luego, a jugar con los colores (señálame los objetos que color verde); con los materiales (qué objetos están hechos de plástico...); a encontrar similitudes y diferencias entre diferentes imágenes de una página... La verdad es que parece mentira el juego que da este libro. Nosotras ya le hemos sacado al menos cinco variantes pero seguro que cada niño y cada familia le saca otras tantas.

Por sus características, yo diría que es un libro que no tiene edad. Sirve para niños muy pequeños, para niños más crecidos, incluso para adultos.

En definitiva, "El album de Adela" es otra joya más de Lata de Sal. Un libro que da gusto tener y que entretendrá a vuestros pequeños durante mucho tiempo

Podéis comprarlo en Popular libros

viernes, 24 de abril de 2015

"Las pequeñas mentiras" - Laura Balagué

Os traigo hoy la reseña de un libro que he devorado. No me ha durado ni dos días. Ya os imagináis que su lectura me ha resultado la mar de entretenida y que la he disfrutado un montón
Éstas son mis impresiones

Laura Balagué

Laura Balagué (Barcelona, 1958) estudió Enfermería y desde 1982 reside en San Sebastián donde trabaja en un centro de salud
Ha publicado varios relatos (Sala de espera, Viaje a Suiza, Falsas apareiencias) y en el año 2000 obtuvo el segundo premio en el XI certamen de cuentos Atenea. Está casada y tiene dos hijos
Un jurado compuesto por Juan Bolea (escritor y coordinador del festival Aragón Negro), Paco Camarasa (librería Negra y Criminal y coordinador del festival BCNegra), Ángel de la Calle (coordinarod de la Semana Negra de Gijón), Juan Carlos Galindo (periodista de EL País) y Carmen Romero (editora de Ediciones B), decidió or unanimidad conceder a su novela Las pequeñas mentiras el Premio La Trama de novela negra en su primera edición

Datos técnicos

Título: “Las pequeñas mentiras”
Autora: Laura Balagué 
Editorial: Ediciones B
Publicado por primera vez en febrero de 2015 
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 978-84-666-5625-2
Páginas: 280
PVP: 17,00 Euro

Argumento

Las pequeñas mentiras se inicia con el descubrimiento del cadáver de Cristina Sasiain, una mujer de la alta sociedad donostiarra, en el interior de su lujosa peletería. La inspectora de la Ertzaintza Carmen Arregui recibe el encargo de esclarecer la muerte, para lo cual tendrá que sumergirse en el complejo entramado de relaciones de la víctima mientras recorre un San Sebastián lluvioso e invernal en busca de pistas.
Entre pesquisas, interrogatorios y giros inesperados, Carmen seguirá librando su propia lucha cotidiana y descubrirá en los entresijos de la investigación un reflejo de sus propios conflictos y preocupaciones.
Una trama vibrante que refleja, con sensibilidad e ironía, las múltiples capas y las pequeñas mentiras que rodean nuestras vidas. Un gran debut literario que nos descubre a una brillante autora de novela negra.
Novela galardonada con el premio La Trama por unanimidad por un jurado compuesto por especialistas de gran prestigio en el género negro: Paco Camarasa (librería Negra y Criminal y coordinador de BCNegra), Juan Bolea (escritor, coordinador de Aragón Negro), Juan Carlos Galindo (periodista de El País) y Ángel de la Calle (director de la Semana Negra de Gijón). 

Impresiones

En cuanto supe de la existencia de este libro lo apunté en mi lista de deseos. La razón es que, además de ser novela negra que me encanta, transcurre en mi ciudad y ése es siempre un plus interesante. No tardé en hacerme con él ni tampoco en empezar a leerlo. Y menos en terminarlo porque menos de cuarenta y ocho horas después de haberlo empezado, ya lo había terminado. Dice Juan Bolea (uno de los miembros del jurado del Premio La Trama que «No pude soltar esta novela ni un minuto, y durante mucho tiempo después de leerla no pude dejar de pensar en su historia.» Sin duda, estoy de acuerdo con él.
Peine de los vientos
Cristina Sasiain, una conocida peletera donostiarra aparece muerta, asesinada, en su peletería. Carmen Arregui, inspectora de la Ertzaintza será la encargada de dirigir el equipo investigador. Como en cualquier crimen, Carmen investigará el entorno de la víctima: su marido e hijos, su socia, los trabajadores de la peletería, otros peleteros, sus amistades…, en un paseo por la alta sociedad de San Sebastián.
“Las pequeñas mentiras” es un libro que me ha enganchado muchísimo. Además, su facilidad de lectura es asombrosa lo que hizo que sus menos de trescientas páginas volaran entre mis manos. No me duró ni cuarenta y ocho horas.
Uno de los grandes alicientes ha sido, en mi caso, su localización geográfica. Toda la historia transcurre en mi ciudad, San Sebastián. Acostumbrada a que mi ciudad no saliese en demasiados libros, es un placer ver cómo cada vez se está convirtiendo en más literaria. De hecho, son ya 3 los libros situados aquí que he leído este año. Y no de autores locales publicados por editoriales locales (uno siempre puede tender a pensar que puede haber cierto favoritismo hacia las historias de la tierra), sino por editoriales nacionales. Además, en los tres casos, han sido novelas negras (o policíacas, ya sabéis que suelo usar el término “negro” en sentido amplio para referirme a cualquier novela criminal. El auge de la novela negra en los últimos años ha dado lugar a la descentralización del crimen y eso es un acierto porque no sólo en las grandes ciudades se cometen asesinatos. En ciudades pequeñas y tranquilas, como la mía, perfectamente puede ocurrir un asesinato como el que “Las pequeñas mentiras” describe.
San Sebastián, Donostia, aparece muy bien descrita. Sin dedicarle muchas páginas a los escenarios, la autora sabe dar las dosis justas de notas localizadoras y descriptivas de tal manera que quien no conoce los escenarios puede hacerse una idea cabal de cómo son. Y quiénes los conocemos podemos darnos un paseo por las calles y los lugares donostiarras. Yo conozco todos los lugares reales que la autora describe, desde el Hospital, hasta la ertainetxea, la Plaza de Guipuzcoa (donde se sitúa la peletería de la víctima), la Plaza de la Constitución, sus calles… Me ha encantado verlas aquí reflejadas. La ciudad es una parte importante de la novela. Ya en la misma portada podemos ver una vista parcial de la playa de la Concha en la que una mujer, de espaldas, mira al mar. A mano derecha podemos ver el puerto, el monte Urgull y el barrio de pescadores y a mano izquierda un trozo de la isla. Y de fondo un cielo gris, plomizo, como es habitual encontrarse por aquí. Porque si Donosti es protagonista, la lluvia y el frío también lo va a ser, faltaría más. No tendría visos de realidad una novela que transcurra aquí en la que no lloviese (máxime si ha sido escrita en los últimos años en los que no ha parado de llover durante meses)
Aunque la autora no ha nacido en la ciudad, lleva viviendo aquí media vida y eso se nota. Conoce perfectamente la ciudad y a sus gentes. En este caso, se centra en la gente más pija. Porque a pijos poca gente gana a los pijos donostiarras jajaja (igual algún bilbaíno o madrileño, pero es discutible, habría que hacer una competición a ver jajaja). La gente y sus costumbres como el “txikiteo” (ir de bares, de pinchos o chiquitos), la famosísima fiesta de Santo Tomás con sus riquísimos bocadillos y talos de chistorra, etc…
Me ha gustado mucho la protagonista, Carmen, la inspectora de la ertzaintza encargada del caso. Y me ha gustado sobre todo por su normalidad. Carmen es una mujer normal. Madre, esposa, en los cuarenta y tantos, con una vida que aprecia y que no quiere perder. Por eso no va de héroe por la vida, no es la típica que cuando cree saber quién es el asesino se va a buscarle –por supuesto sola, sin avisar a nadie y sin llevar siquiera la pistola-, le desenmascara, el asesino lógicamente se enfada y el poli en cuestión se ve libre en el último momento por un milagro. No, Carmen no se mete en líos innecesarios lo cual no implica que no meta todas las horas del mundo y más allá investigando, pero sin riesgos.
La novela plantea el problema de la conciliación laboral. Ser madre trabajadora no es fácil y menos con un trabajo como éste en el que no hay horarios. Se salva un poco gracias a su marido que es un cielo y tiene horarios más fáciles. Pero hay cosas que es la mujer la que tiene que hacer –básicamente, organizar y decir a los demás lo que tiene que hacer cada uno- así que Carmen es capaz de estar con la mente puesta en la investigación pero al mismo tiempo acordarse de comprar regalos de Navidad, organizar la cena de Nochebuena, pasar la noche con su madre en el hospital… Carmen es una mujer de hoy en día, como tú y como yo, y eso es lo mejor que tiene: que parece real.
Por cierto, a quien lea la novela igual le choca que Carmen viaja mucho en autobús. Hay veces que van en coche policial pero yo diría que la mayor parte de las veces va en autobús, aunque sea por asuntos de trabajo. Y es que San Sebastián es una ciudad pequeña con un buen servicio de autobús (y no existe metro); aparcar en el centro es, además de caro, complicadísimo. Por lo que somos muchos los que hacemos uso, como Carmen, del autobús urbano que en unos diez minutos puede llevarnos de la comisaría donde trabaja Carmen a la plaza de Guipuzcoa donde apareció el cadáver de la víctima, por ejemplo
Como novela negra, “Las pequeñas mentiras” es bastante light por lo que puede gustar a todo tipo de lector, incluido el no aficionado al crimen. No nos vamos a encontrar vísceras, ni escenas sangrientas; hay un crimen, por supuesto y una investigación pero sin cargar las tintas. Como novela policíaca tiene un cierto regusto clásico. Carmen va a ir tirando del hilo interrogando a los conocidos de la víctima, buceando en su pasado, revisando sus papeles…; no es una de esas novelas que hagan un abuso de la tecnología criminal sino que, en realidad, una investigación similar podría haberse llevado a cabo también 50 años antes. A medida que vaya conociendo a la víctima, Carmen irá descubriendo cosas de ella aparentemente ocultas, esas pequeñas mentiras que todos tenemos (¿o no?). Y, por supuesto, como no podía ser de otra forma, la novela nos deparará sorpresas. Personalmente, no me imaginé el final hasta que ya todo se dirigía a él. Y me ha gustado que yo haya podido darme cuenta de las cosas, de cómo son, cómo pasaron y por qué, al mismo tiempo que la inspectora. La autora es honesta, no juega con el lector sino que le va ofreciendo los datos poco a poco, como a la policía. Así, podemos llegar a solucionar el caso al mismo tiempo que el equipo investigadora. Y a mí eso me gusta, que no se saque soluciones de la manga que, sí, te suelen dejar con la boca abierta pero siempre te quedas con la sensación de que no podrías haberte imaginado quién era el asesino en ningún caso.
Plaza de Guipuzcoa
En cuanto al estilo de la autora es muy natural, cuidado pero casi coloquial. La historia fluye sin artificios, a muy buen ritmo propiciado por la abundancia de diálogo. La facilidad de lectura es asombros y las páginas vuelan entre las manos.
La historia está narrada en tercera persona por un narrador omnisciente pero siempre desde el punto de vista de Carmen, la protagonista absoluta. Una protagonista que me gustaría volver a encontrar, ojalá ésta fuera la primera novela de una larga serie policíaca.

Conclusión final

Como habéis podido comprobar, he disfrutado muchísimo leyendo esta novela. Bueno, leer no es la palabra: devorando. Una novela la mar de entretenida, con una protagonista que me ha encantado por su realismo y normalidad; muy fácil de leer, honesta y con sorpresas. Os la recomiendo
Podéis comprarla en Popular libros

jueves, 23 de abril de 2015

La biblioteca nocturna - Kazuno Kohara



En la sección infantil y aprovechando que hoy es el Día del Libro (felicidades a todos), os traigo la reseña de un cuento muy metaliterario: "La biblioteca nocturna" de la japonesa  Kazuro Kohara



Kazuko Kohara

Kazuno Kohara escribe e ilustra libros infantiles. Nació en Japón, pero en la actualidad reside en el Reino Unido. Sus libros destacan por sus ilustraciones realizadas con la técnica de linograbado en uno o dos colores. Una de sus obras, Ghosts in the House, recibió el galardón Mejor libro infantil ilustrado de 2008, otorgado por The New York Times.

En editorial Picarona se han publicado"Jack escarcha", "La biblioteca nocturna" y "EL pequeño mago" . Nosotros tenemos los tres y son una auténtica monada


Sinopsis
Érase una vez una biblioteca que abría sólo por la noche…
Entra en la biblioteca nocturna y conoce a una pequeña y simpática bibliotecaria y a sus tres búho-ayudantes.



Ficha técnica

Título: "La biblioteca nocturna"
Autora e ilustradora: Kazuko Kohara
Editorial: Picarona
Formato: tapa dura, 26,5x26,5 cm
ISBN 978-84-941549-9-7
Páginas. 32
Precio: 9,95 euros


Impresiones
"La biblioteca nocturna" es un cuento que nos traslada a una biblioteca que sólo abre por las noches. En ella, una preciosa niña y tres sabios búhos ayudan a todos los que acuden allí a encontrar el libro perfecto.
Los clientes de la biblioteca son animalitos como las ardillas que quieren tocar un concierto, la tortuga que está enganchadísima a un libro pero que lee muy lentameeeenteee, etc...


El libro cuenta una historia sencilla pero que acerca a los niños a esos lugares que tanto amamos los aficionados a los libros. Y, además, les enseña que allí se pueden hacer muchas cosas como contar cuentos, realizar actividades de ocio en las salas anexas y, por supuesto, leer.
Como en los demás libros que tenemos de esta autora-ilustradora, el colorido de las imágenes es bastante limitado. Si en "Jack escarcha" podíamos encontrar, tan sólo, los tonos negro, blanco y azul y en "EL pequeño mago" el morado, negro y blanco; en "La biblioteca nocturna" los únicos colores que aparecen son el negro, el azul y el amarillo. El efecto, creedme, no puede ser más bonito. Además, son tonos que transmiten la idea de nocturnidad, por lo que le van que ni pintada a la historia.

La japonesa afincada en Inglaterra Kazuko Kohara es la escritora e ilustradora de este cuento infantil y es difícil decir qué hace mejor, si escribir o dibujar porque tanto la historia como las ilustraciones que le acompañan son una preciosidad. 

Las ilustraciones son grandes, cada una de ellas ocupa una página, a veces dos. Son sencillas; las figuras aparecen apenas delineadas. Son de esos dibujos que no resultan difíciles de copiar -tengo costumbre de luego dibujarlas yo en papel y enseñarle a mi hija cómo se hace; luego, ella misma copia mis dibujos (y lo hace bastante bien, la verdad). Sencillas pero simpáticas y muy bonitas.Las imágenes van acompañadas de texto, no muy extenso. En la mayoría de las páginas sólo aparecen una o dos frases, como mucho tres. El lenguaje utilizado es sencillo y comprensible para niños pequeños. La historia en sí no tiene tampoco mayor complicación. Por ello, es adecuada para niños a partir de los tres años y de fácil comprensión para quienes están aprendiendo a leer
En definitiva, una vez más la editorial Picarona nos ha conquistado con otro cuento que merece mucho la pena
Podéis comprarlo en Popular libros

miércoles, 22 de abril de 2015

"Las sombras de África" - Bianca Vinsonneau

En este mes de la novela exótica y landscape, os traigo la reseña de un libro exótico por el lugar en el que transcurren los hechos, Ghana.


Bianca Vinsonneau

Es una joven escritora, hija de padre español y madre francesa, nacida el 18 de diciembre de 1983 en Alicante.
Cursó estudios superiores diplomándose en Óptica y Optometría y en Magisterio de Lengua Extranjera.
Ha colaborado como voluntaria en varios proyectos en el continente negro, relacionados, principalmente, con la educación infantil, la sanidad y el empoderamiento de la mujer.
Perfeccionista e inquieta, está decidida a exprimir la vida y disfrutar de todo los que ésta ponga a su alcance.
Su primera novela, Las Sombras de África, nace de esos intensos viajes por cuatro de los cinco continentes y el crecimiento personal que le aportan las experiencias vividas.
En 2014, Ediciones Cardeñoso publica su relato corto titulado Fantasmas. Actualmente es miembro de La Tertulia Literaria de Guardamar del Segura (Alicante) y se encuentra inmersa en su próxima novela.

Datos técnicos

Título: “Las sombras de África”
Autora: Bianca Vinsonneau
Editorial: Círculo Rojo
Edición : tapa blanda con solapas
Páginas 326
ISBN: 978-84-9076-761-0
Precio: 14,95 euros
Publicada en septiembre de 2014


Argumento

A finales del s. XVIII, en remotas tierras africanas, la aldea de Kofi fue salvajemente atacada y él capturado para ser convertido en esclavo. Gracias a un inesperado giro del destino, burló a la muerte librándose de ser embarcado rumbo a las plantaciones del nuevo mundo, a cambio de permanecer prisionero en el Castillo de Cape Coast. Desde allí, arriesgando su vida, consiguió mantener una correspondencia secreta con el amor de su vida. Doscientos años después, la antropóloga Claudia Carpio es enviada a la que un día fue conocida como la Costa de Oro. Está inmersa en la publicación más importante de su carrera, cuando las misteriosas cartas llegan a sus manos. Inquieta por su brusco y desconcertante final, se ve empujada a investigar el turbio pasado para descubrir qué es lo que le ocurrió a Kofi y por qué dejó de escribir, sin sospechar que ciertas páginas de la historia no se han cerrado y la envolverán en un peligroso juego.
Una novela que nos transportará a exóticos lugares en un intenso viaje a través del tiempo y de las emociones humanas más profundas.


Impresiones

Para cuando la autora de esta novela me la ofreció para leer y reseñar en el blog, ya había leído unas cuantas reseñas –de blogueros con gustos parecidos a los míos- y me había llamado la atención así que no tuve dudas en aceptar. 
Aprovechando el mes temático de la novela exótica y landscape, me la llevé en la maleta a pasar mis vacaciones de Semana Santa. Hoy os traigo su reseña y, ya os adelanto, me ha gustado mucho
Castillo de Cape Coast
La novela cuenta con dos líneas argumentales, una situada en el pasado, otra en el presente que, por supuesto, acabarán confluyendo de una forma u otra.
En el presente, tenemos a Claudia Carpio, una joven antropóloga que trabaja como investigadora en la universidad. Resulta elegida para redactar un artículo sobre la esclavitud en Ghana y se va allí a pasar una temporada. Mientras el profesor Orduro, que es el reputado especialista en la materia que se ha comprometido a ayudarla, no se encuentra en la ciudad, su ayudante Akassie será su cicerone. Si bien al principio los jóvenes no se llevan especialmente bien, al final acabarán haciéndose amigos y Akassie le hará partícipe de la existencia de un diario secreto escrito hace dos siglos por un antepasado suyo llamado Kobi
La otra línea argumental nos sitúa a finales del siglo XVIII. Kobi y algunos de sus vecinos son atacados cuando se encuentran fuera de su aldea y son hechos prisioneros. Son llevados al castillo de Cape Coast para, en condiciones infrahumanas, permanecer encerrados a la espera de que llegue el barco que les trasladará a las colonias de ultramar; como esclavos, por supuesto. Pero Kobi tiene la suerte de que William Hawkins, un capitán de la guardia destacado en el castillo, se apiada de él y pide que se lo asignen como esclavo personal. Con Hawkins Kobi aprenderá a leer y a escribir y también conocerá que no todos los blancos son esclavistas y que algunos están trabajando para abolir la esclavitud.
Es de sobra conocido que el continente africano surtió de mano de obra barata las plantaciones americanas. Los esclavistas capturaban hombres y mujeres en los diferentes territorios africanos e incluso pactaban con las tribus para que fueran ellos los que capturasen y les vendiesen a los miembros de otras tribus enemigas. Tal y como la autora nos comenta en la nota final, se estima en más de once millones los africanos vendidos como esclavos. Una cifra que pone los pelos de punta. Realmente, creo que a cualquier persona normal le repugna la idea de que un hombre pueda ser propietario de otra y hacer y deshacer con él como si de un objeto se tratara, disponiendo de su trabajo, de su integridad física e incluso de su vida. Pero a mí hay algo que siempre me ha chocado un montón. La idea de la esclavitud me repugna pero puedo llegar a “entenderla” en un contexto social y económico muy diferente del actual (tampoco quedaba tan lejos el sistema feudal donde los siervos de la gleba no se encontraban en una situación tan tan diferente respecto a sus señores…). Pero, leyendo novelas sobre el caso, siempre me ha dado la impresión de que por aquel entonces se justificaba la esclavitud en el hecho –entre otros- de que no se consideraba a los negros personas. Animales más bien. Y, sinceramente, me parece increíble e imposible de sostener. ¿Que te aprovechas de alguien porque lo has hecho prisionero en guerra, lo has capturado o lo has comprado? Pues vale. Pero que encima pienses que puedes pegarle o matarle, separarle de sus hijos, etc… porque no es persona, porque no tiene sentimientos… Por mucho que sea otra época, otra cultura, otra forma de ver las cosas, no acabo de entenderlo. Me parece una justificación barata. Por eso, me parece genial que vengan libros como éste a recordar unos hechos no tan lejanos en el tiempo (en Inglaterra la esclavitud se abolió en el año 1807 aunque en otros países hubo que esperar aún muchos años más). Como en el caso del Holocausto judío, creo que hay hechos históricos que no deben barrerse bajo la alfombra por vergüenza, sino que deben recordarse continuamente, aunque sólo sea como homenaje a las víctimas.
“Las sombras de África” es un libro de ambientación histórica por cuanto que, si bien los personajes principales no existieron ni tampoco los hechos relatados como tal, si existieron los escenarios, el hecho de la esclavitud en sí y alguno de los personajes secundarios como el gobernador Miles.
Los escenarios son uno de los puntos fuertes de la novela. Se nota que la autora los conoce de primera mano y hay momentos concretos en que, describe también el lugar donde ocurre ciertas cosas, que nos da la impresión de estar viéndolo. Me ha llamado especialmente la atención el castillo de Cape Cod que sigue en pie (aunque parcialmente en ruinas) y que incluso puede visitarse.
Resulta muy interesante todo el tema de la captura de esclavos (en este caso, por otros pueblos –los Ashanti- para venderlos a los blancos), también la forma en la que los mantenían hacinados a la espera de ser trasladados (al menos podían cuidar “la mercancía” ya que habían sido vendidos ya, ¿no?); cómo estaba organizado todo el asunto.
Cuando hay dos líneas argumentales se corre el evidente riesgo de que una de las historias nos enganche más que la otra. Aquí, fácil es imaginárselo, la historia del pasado es más potente que la del presente, tiene más fuerza. Sin embargo, no me ha ocurrido eso de estar deseando pasar los capítulos dedicados al presente porque éste, aunque menos, también me ha parecido interesante. La autora utiliza dos estilos diferentes para ambas líneas. La parte del pasado está narrado en primera persona por Kobi (no deja de ser un diario y unas cartas). El estilo es más reflexivo y más dramático, tiene más fuerza. Incluso la letra es diferente pues los capítulos del pasado están escritos en cursiva. La parte del presente también está escrita en primera persona, en este caso por Claudia. En ella hay más diálogo y la narración resulta más ágil y sencilla. Para dotarle de interés, la autora ha introducido un toque romántico y un toque de misterio y de traición que hace que se mantenga el interés en todo momento.
Es increíble que ésta sea una primera novela. La autora escribe bien, tiene una historia consistente que contar y lo hace de forma adecuada. Mantiene el interés, el ritmo y la tensión narrativa en todo momento. Y el libro resulta de lectura ágil y sencilla. Además, la autora no se recrea en el drama ni en los pasajes crueles. Los hay porque la idea de base es cruel pero es un acierto no insistir demasiado en ello y no demonizar tampoco a todos los blancos. Aunque el comercio de esclavos se encontraba en su apogeo en ese momento, ya se levantaban voces en su contra y la autora nos introduce en el movimiento de abolición de la esclavitud

Conclusión final

Sin duda, “Las sombras de África” es una novela cuya lectura merece la pena. Por el tema de base pero también por la historia en sí que os mantendrá entretenidos desde el principio hasta el final


Para finalizar, os pongo unos enlaces donde podéis comprar el libro y os comento que parte de los beneficios de su venta irán a parar a un proyecto en el continente africano.
Página de la editorial

Amazon:




martes, 21 de abril de 2015

"El playboy" - Lupiáñez



Me gustan las novelas de humor. Como suele pasar con las películas, me da la impresión de que están consideradas como un género menor y que no se les da la importancia que tienen. Es verdad que un drama cala más hondo, se recuerda más tiempo, llega más. Pero a mi me parece mucho más difícil hacer reír que hacer llorar; y más aún con un libro en el que no contamos con la fuerza visual de un gesto, una mueca, un vestuario…

Por eso, raramente descarto un libro que prometa una buena dosis de risas. Soy consciente de que en la mayor parte de los casos esas risas no serán más que sonrisas pero a mi me encanta sonreír y pasar un buen rato. Como, os adelanto, lo he pasado con este libro

Éstas son mis impresiones



Autor: Lupiáñez

Lupiáñez nació en Sevilla hace 37 años. Actualmente trabaja como funcionario en la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha. Lleva muchos años escribiendo, pero “El Play Boy” es la primera novela que publica.



Datos técnicos

Título: “El playboy”

Autor: Lupiañez

Editorial: Emepé

Edición: tapa blanda con solapa, tamaño pequeño

ISBN: 978-84-942039-4-

Primera edición: mayo de 2014

Precio: 12 euros

Páginas: 113



Argumento

Querido lector, tiene entre sus manos un pequeño libro de humor, con el que espero pase un rato divertido. En caso de que no lo haga, es un libro tan bueno como cualquier otro para hacer bulto en su estantería… aunque, desde luego, no junto a los clásicos. Quiero decir que no es cuestión de que tenga el tomo de poesía completa de Juan de Tassis, y ponga a su lado su ejemplar de El Play Boy. Tampoco creo que se mereciera estar al lado de ciertos autores contemporáneos, como por ejemplo Paulo Coelho o Maruja Torres. Por favor, asegúrese de no colocarlo ahí. Si tiene un apartado para libros de fantasía, en donde ubica obras como la saga de la Canción de hielo y fuego, o la colección de Harry Potter, no los moleste. Intente no mezclar. Creo que lo más apropiado sería situarlo en la zona de su estantería dedicada al humor. Si no tiene una sección específica de libros de humor, nunca es tarde para empezarlo, ¿no le parece?



Impresiones

Me presentaba la editorial este libro con las siguientes palabras: “Una historia gamberra y llena de humor que narra una aparentemente inofensiva fiesta en casa de unos amigos y en la que un joven estudiante de oposiciones intenta conquistar a una chica arropado por la ayuda de su hermano, autodenominado experto en estas lides.


"El Play Boy” es como el macho ibérico de las fiestas que hora tras hora, copa tras copa, va realizando una serie de hazañas que le aseguren su presa. Como un invitado más, el lector acompañará a estos dos hermanos en su donjuanesco empeño aunque en más de una ocasión dudará si todo esto llegará a buen puerto. “ Esta presentación por si sola me hizo sonreír y me decidió a leerlo. Os adelanto que no me arrepiento pues he pasado un buen rato haciéndolo



“El playboy” es una novela corta. Tan corta que se puede leer de un tirón pues sus poco más de cien páginas, su división en capítulos cortos, la abundancia de diálogo y la fluidez de la prosa del autor hace que su lectura no requiera más que unas cuantas horas

Toda la historia transcurre en una sola noche. Una noche en la que dos hermanos están de fiesta en el apartamento de unas chicas. El hermano mayor es el narrador y será quién nos cuente qué pasó aquella noche. Una noche en la que, básicamente, su única pretensión era que su hermano ligase. Y es que, al menos desde el punto de vista de nuestro narrador, el pobre hombre no lo tiene nada fácil pues a un físico nada agraciado le acompaña una personalidad nada atractiva para el sexo opuesto. Eso hace que todas las chicas le den calabazas. Pero el hermano narrador está dispuesto a que esa noche será diferente y él, hombre de mundo y experto conquistador de féminas (jajaja) será el encargado, con sus bienintencionados consejos, de que su hermano triunfe esa noche.


El ambiente es el típico universitario. La acción transcurre en Sevilla donde los dos hermanos estudian sus respectivas carreras, compartiendo piso. Una compañera del hermano pequeño invita a ambos a una típica fiesta en su piso de estudiantes. Una fiesta en la que habrá bebidas, chicos, chicas, música y muchas ganas por todas partes de ligar y pasárselo bien. A pesar de que la historia transcurra en Sevilla, el autor no echa mano del típico gracejo andaluz para intentar hacernos reír sino que su humor es más fino y sutil, menos obvio, más “trabajado”.

Ya os podéis imaginar que las cosas no salen exactamente cómo estaban previstas y que los dos protagonistas de esta historia saldrán bastante trasquilados…

El peso de la novela recae sobre los dos hermanos protagonistas; más sobre el narrador pues todo se cuenta desde su punto de vista. Dos hermanos que, al menos desde el punto de vista del narrador, son muy diferentes. El narrador se ve a sí mismo como un triunfador, como alguien que siempre sabe lo que tiene que hacer y decir y que sabe cómo camelar a una mujer. Por supuesto, él mismo se ve bastante atractivo. A su hermano, en cambio, le ve como un cero a la izquierda en materia de mujeres: no es guapo, no tiene labia, no sabe ligar… Aunque, ya sabéis, a veces las cosas no son cómo uno las ve . Los personajes están desarrollados en la justa medida que requiere la novela. Viendo el tipo de novela que es, es evidente que no nos vamos a encontrar con unos personajes de personalidad complicada y trabajadísima. No es el caso, ni el libro lo requiere. Son personajes aptos para la historia que se cuenta y que, por ello, cumplen sin problemas lo que de ellos se espera.

Junto a los dos protagonistas, tenemos unos personajes secundarios en cierta forma arquetípicos: el chico guapo que se lleva a las chicas con sólo hacerles un guiño, la chica guapa, la amiga fea que parece su guardaespaldas…

“El playboy” es un libro de humor. Ya he dicho al principio que me parece mucho más fácil hacer llorar que reír y por eso deberíamos valorar como se merece un libro que nos hace reír, o al menos sonreír o, en todo caso, pasar un buen rato. Como es éste. No os voy a decir que me he muerto de risa porque no es el caso. No me resulta especialmente fácil reír con un libro. Pero sí que he sonreído, en muchas ocasiones y, además, en alguna he soltado alguna risilla. Para mí, desde luego, es suficiente.

Me ha gustado mucho el tipo de humor del autor. A mí suele gustar más el humor fino y un tanto irónico que es directo y, por supuesto, que el chabacano. Por poner un ejemplo, prefiero a Gila que a los Morancos (que, francamente, creo que no me han hecho reír nunca). Por suerte, aquí me he encontrado el tipo de humor que me gusta. Como he comentado, el autor no recurre al típico gracejo andaluz (que, por cierto, me encanta), y es algo que podía esperarse dado el escenario en el que transcurre la acción. Estamos ante un humor con un toque importante de ironía, un humor sutil, nada directo, que a veces insinúa más que afirmar. Como siempre, un ejemplo vale más que mil palabras: en un determinado momento, el narrador pierde a su hermano de vista y dice: “Pero una vez más no localicé lo que buscaba. Y me empezaba a parecer que aquello estaba convirtiéndose en una costumbre. No podría asegurarlo al cien por cien, pero apostaría a que a Bono se le ocurrió escribir su I still haven’t found what I’m looking for en una fiesta similar”

En cuanto al estilo del autor, creo que es lo que más me ha sorprendido de la novela. Humor, estudiantes, fiestas, alcohol…, quizás me esperaba un libro escrito a la carrera, con una mínima complejidad, con un estilo narrativo facilón. Y me ha sorprendido encontrarme un estilo mucho más depurado de lo habitual en este tipo de libros. Un estilo que, sin llegar a ser complicado o rebuscado, es mucho más formal de lo habitual, con un vocabulario más escogido, una construcción sintáctica más formal y “elevada” de lo normal en este género. Os pongo algún ejemplo para que entendáis mejor lo que quiero decir:

“Oteé nuevamente el horizonte. Aunque sería mucho más adecuado decir que forcé mi vista para distinguír algo en la penumbra que me circuncidaba.”

Curiosamente, este estilo depurado y formal, con uso abundante de metáforas y de pensamientos reflexivos no corta el ritmo de la historia ni dificulta la lectura pues el libro resulta de muy sencilla lectura y las páginas pasan a buen ritmo.



Conclusión final

“El playboy” tiene la única finalidad de entretener y hacer pasar un buen rato al lector que busque, tan sólo, una lectura ágil y entretenida. Es un libro divertido que hace gala de un humor sútil, irónico e inteligente y que está escrito de una forma mucho más depurada de lo habitual en este género.

Además de en papel, podéis encontrarlo en digital, por tan sólo 1,31 euros siguiendo este enlace.


lunes, 20 de abril de 2015

Empezando la semana y sorteos

Otra vez lunes. Y, otra vez, el post de las lunes. ¿Qué estoy leyendo?


Pues el libro que veis en la foto: "La reina del azúcar" de Dolores García Ruiz, para el mes temático de la novela exótica.

Justo lo acabo de empezar así que poco os puedo decir. Espero reseñarlo la semana que viene.

Además, estoy terminando "La librería encantada" de Christopher Morley. Me está gustando mucho.

¿Qué leéis vosotros?







Hace mucho que no me apunto a sorteos. A ver si hay suerte



El búho entre libros y Leyendo en el bus sortean 2 ejemplares de un libro cuyo título me tiene enamorada

Plazo: hasta el 8 de mayo

Bases







De lector a lector sortea 3 ejemplares del mismo libro

Hasta el 15 de mayo

Bases






El devorador de libros sortea un ejemplar de el último libro de Marian Keyes

Plazo hasta el 30 de abril

Bases


















domingo, 19 de abril de 2015

Ganadores de "Tú te vas, tú te quedas"

Ya tenemos ganadores. Son:

bookeando con mangeles

Fesaro

MDolores

Tabuyo

MuyMyu
¡Muchas felicidades a los 5! Los que no hayan ganado, que no olviden pasarse por los demás blogs organizadores por si allí han tenido más suerte. En todo caso, si no habéis ganado pero queréis participar en la lectura conjunta, estaremos encantadas de contar con vosotros

Los ganadores tienen que enviar, en un plazo máximo de 48 horas, un mail a lectoradetot@gmail.com con sus datos postales, incluido número de teléfono móvil y horario preferente de entrega  

Cuando todo el mundo tenga el ejemplar en su papel empezaremos a leerlo y fijaremos el calendario de reseñas.


sábado, 18 de abril de 2015

Lista provisional de participantes en el sorteo de "Tú te vas tú te quedas"





Hoy a las nueve de la noche termina el plazo para apuntarse al sorteo (unido a lectura conjunta) De "Tú te vas, tú te quedas" de M. J. Arlidge. Si queda algún rezagado, todavía puede apuntarse dejando un comentario aquí


Mientras tanto, vamos a ver la lista provisional de participantes en el sorteo:

1.- Yakoytroy
2.- Angela León
3.- Cartafol
4.- Libros hasta el Amanecer
5.- Sandra Díaz
6.- Eyra
7.- Lo Infinito
8.- Lidia Casado
9.- Laura
10.- Lunilla
11.- Patricia Navascues
12.- Neftis
13.- MonTse
14.- MaraJSs
15.- Rut
16. Mari Carmen de la Mancha
17.- Pasarán las Horas
18.- Loli Elmisteriodelasletras
19.- MyuMyu
20.- Marina Córdoba
21.- Mª Angeles bookeandoconmangeles
22.- Irunesa
23.- Tabuyo
24.- Mónica-serendipia
25.- Marga Ramon
26.- Manuela
27.- Martiti
28.- maidafeni
29.- Pedro
30.- Tamara López
31.- Fesaro
32.- Déborah F. Muñoz
33.- Isa
34.- Inés MC
35.- Abril
36.- virmaen
37.- Jaime Ariza
38.- MDolores
39.- Marina García
40.- Libros Eris
41.- cova
42.- pajaguja